Time for Fashion

7 agosto 2020

Los looks con falda de tenis que son la prueba de que la tendencia tenista es ya una realidad en la moda

La huella del coronavirus ha impregnado todos los ámbitos de nuestra sociedad y con ello, hemos contemplado, atónitos, cómo todas nuestras costumbres, forma de trabajar y relacionarnos, realizar actividades de ocio y por supuesto, nuestros hábitos de consumo, han ido experimentando una transformación profunda a medida que las restricciones se hacían más estrictas y se nos confinaba en nuestras casas, más tarde en la desescalada conforme se iban relajando en la senda hacia la nueva normalidad.

look-falda-tenis@simplystephjaye

look-falda-tenis@livblankson

En lo que se refiere a nuestra forma de vestir y de entender la moda, se ha impuesto una visión pragmática y funcional, en el sentido de afrontar de la manera más cómoda posible la reclusión en el hogar, el trabajo en remoto y las actividades deportivas de interior que la mayoría hemos llevado a cabo para no llevar al traste nuestra forma física y no acabar con algunos kilos de más. Por otro lado, y si nos ceñimos puramente a lo estético, el covid ha contribuido a allanar el camino a esas tendencias que ensalzan estilos sporty y confortables, como los que dominaban los 90: la mallas ciclistas se han colocado en la cima de los imprescindibles de listas y editoriales de moda, mientras que el tie-dye, los tank tops de escote halter y los shorts de felpa continúan infiltrándose en nuestras mentes y armarios.

look-falda-tenis@lissyroddyy

look-falda-tenis@wantgetrepeat

Falda de tenis: la vuelta de la estética ‘tennis court’

Además de para satisfacer esa necesidad de ropa práctica, sin duda, esto mucho tiene que ver con el hecho de encontrar consuelo en aquellas estéticas que nos recuerdan tiempos en que todo era más sencillo, algo que entronca con otra micro tendencia de corte deportivo que no ha hecho más que irrumpir pero ya ha dado esos signos de madurez que la validan para comenzar a ponerla sobre la mesa y no tardará en recorrer el tradicional camino para terminar volviéndose viral. Si 2018 fue el momento propicio para que los deportes de montaña como el hiking y el trekking saltaran a la ciudad, 2020 y 2021 serán los años en que los atuendos asociados a los deportes clásicos y de aire retro y elitista, tomen el relevo, como el tenis.

look-falda-tenis@juliahobbs_

look-falda-tenis@lissyroddyy

look-falda-tenis@livblankson

En esta ocasión, se trata del regreso de una de sus piezas más icónicas (también muy polémicas en su día por la imposición que recaía exclusivamente sobre las mujeres tenistas profesionales): la falda tableada de tenis, primero en la pasarela (Luisa Beccaria en su desfile de la primavera 2020, Lacoste en sus propuestas para el otoño entrante y Jacquemus, para la primavera del próximo año) y ahora en el feed de las redes sociales. Dejando a un lado la carga simbólica machista que nos pueda representar, fuera del ámbito deportivo viene encarnando una tendencia que estéticamente podría atrapar a un sector de la población interesado en el rollo preppy y deportivo, jueguen o no en la pista de tenis.

look-falda-tenis@sineadcrowe

look-falda-tenis@irisloveunicorns

Falda de tenis: cómo se lleva

Y así ha sido, muchas prescriptoras y editoras se han empeñado en emular el aire clásico y regio de Catherine Deneuve en el filme ‘Belle de Jour’ (1967) con faldita tableada blanca, polo blanco, rebeca o suéter en tonos claros y sneakers blancas, mientras que otras han decidido explorar el registro más nineties mezclando faldas tableadas en otros colores (negro, azul, gris) con tank tops, botas Dr. Martens, sudaderas y tops de corte cropped. Hay para todas las opciones, tanto si queréis despojarle el aire sporty mezclándolo con elementos de calle, como si os apetece moveros y quemar calorías a golpe de raqueta en la pista.

look-falda-tenis@livblankson

look-falda-tenis@hannahphilippaerts

Bershka

Missguided

Pull & Bear

¿Cómo veis la vuelta de esta estética? ¿La incorporaríais en vuestros looks diarios o solo en la pista?

Coronavirus has changed our habits as consumers in a way no-one could have predicted, paving the way for a long line of 90s revivals. In this sense, the tennis skirt is the latest micro-trend that I have to report and encourage you to add to your wardrobe, whether you play tennis or not, as the Instagram feed has been taken over with tennis-inspired outfits from the most sporty prescribers in the industry. 

Mixed up with 90’s items such as tank tops, Dr. Martens boots, cropped sweatshirts and tops, or emulating the retro vibe seen on Catherine Deneuve in ‘Belle de Jour’ (1967) with white knit polo shirts, sweaters and cardigans, the tennis skirt is set to become the next viral sporty aesthetic we have to contemplate this year and beyond.

Fotos: Instagram.

Etiquetas: , , , , , , ,

2 ComentariosEnviado por: Time For Fashion

6 agosto 2020

Recetas: Tarta de queso griega

Hace poco estuvimos en una fiesta de cumpleaños y una de las tartas que hizo mi amiga Alina fue una cheesecake de quitar el sentido, de lo rica y suave que estaba… Además, llevaba por encima unas moras negras frescas y enormes que mezclándolas con la cheesecake en cada bocado, sabía todo a gloria 😉 Bien, el antojo de tarta de queso ha vuelto, pese a que una vez de pequeña cogí un empacho que no me sentó nada bien y me hizo olvidarla por unos años, así que buscando recetas de cheesecake di con esta versión griega publicada por Kitchy Kitchen en el portal My Domaine, que es ligeramente diferente por su espectacular contraste entre texturas y que puede que la prefiráis a la tradicional.

tarta-de-queso-griega

tarta-de-queso-griega

Tarta de queso griega

¿Por qué? Bueno, si la conseguís por vuestra zona, pues porque puede que su textura más ligera o su crujiente corteza de kataifi (una pasta filo compuesta por fideos finos y largos muy usada en Oriente Medio, Grecia y Turquía) termine por conquistaros. A la autora de la receta le ha sorprendido y afirma que la prefiere a la cheesecake tradicional, mucho más densa y con corteza de galleta. Yo finalmente no encontré la pasta kataifi (consulté en la web de Alcampo y estaba disponible, pero fui al supermercado y no estaba :(), así que tuve que improvisar plan B y la preparé con la tradicional base de galletas de avena. En cualquier caso, os despliego los ingredientes y los pasos de la original por aquí abajo, contadme si os apetecerá ponerlo en práctica.

tarta-de-queso-griega

tarta-de-queso-griega

Ingredientes

30 gr de pasta kataifi (o 1 paquete de galletas de avena)
110 gr de mantequilla
800 gr de yogur griego
1 cucharadita de ralladura de limón
100 gr de azúcar
50 gr de miel
5 huevos
300 gr de nata espesa para cocinar
1 cucharadita de vainilla

Elaboración

Precalentar el horno a 175ºC. Derretir la mantequilla y untar con ella el fondo y los lados de un molde de horno para tartas. Desenrollar la masa kataifi y desmenuzarla con los dedos, para obtener una masa esponjosa. Extender los hilos de kataifi por el fondo del molde de la tarta y pintarlos bien con la mantequilla derretida. Hornear durante 1 hora aproximadamente (en la rejilla a media altura dentro del horno) hasta que estén dorados y crujientes. Dejar enfriar y retirar del molde. Reservar sobre un plato cubierto con un paño. Si no encontráis kataifi, haced como yo una base de galletas triturando 1 paquete de galletas de avena y mezclándolas con mantequilla derretida. Formar con esta mezcla la base de la tarta colocándola sobre el molde (forrado con papel de horno), hornear 20 minutos y dejar enfriar, primero a temperatura ambiente y luego en la nevera hasta que esté lo suficientemente dura para contener la mezcla de la tarta.

Batir el yogur con el azúcar y la miel, hasta que todo esté suave y esponjoso, durante más o menos 3 minutos. Añadir los huevos, uno a uno, batiendo cada vez, agregar la nata espesa y la vainilla, continuar batiendo hasta que esté todo bien integrado. Si hay grumos, podéis colarlos a través de un tamiz. Si habéis hecho base de galleta, verter la mezcla sobre la base y hornear a 160 durante 1 hora. Para la base de kataifi, en el molde de tarta (sin la pasta kataifi) y hornear a 160ºC durante 1 hora. Apagar el horno y dejarla dentro durante 1 hora. Retirar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente. Después enfriar en la nevera durante mínimo 4 horas. Abrir el molde, volcar sobre la pasta kataifi (así ésta no se empapa) y decorar con más yogur griego por encima (yo añadí ralladura de limón). Y solo queda saborear y disfrutar 🙂

Today I bring you a special and different cheesecake. It is nothing like a classic variety, with a graham cracker crust and a dense texture. This is a mouth-watering Greek version, lighter, made up of Greek yoghourt over a delicious crust of kataifi, a thinly sliced filo dough traditionally used in the Middle East, Greece and Turkey. Don’t hesitate to give it a try, for English version you can go to Kitchy Kitchen’s Greek cheesecake recipe, mine was based on it. Enjoy!

Fotos: Adriana R.

Etiquetas: , , , , , , ,

7 ComentariosEnviado por: Time For Fashion

Post Anterior